II. Reinterpretando la ubicación de la Atlántida: la Isla de Atlas.

Etimológicamente hablando, "Atlántida" significa" Isla de Atlas", por lo tanto, deberíamos partir de la siguiente premisa: si no hay Atlas, no hay Atlántida. Esta teoría sugiere que el mítico titán Atlas podría haber sido el Pico del Cielo, una montaña que aparenta tener una cabeza piramidal y dos robustos hombros sobre los cuales parece descansar la bóveda celeste.

III. Explicación del cataclismo: peligrosidad sísmica y lluvias torrenciales.

Tradicionalmente, se atribuye el final de la Atlántida a un enorme tsunami. Sin embargo, el cataclismo que acabó con la Atlántida, pudo ser en realidad un devastador terremoto que se produjo mientras se precipitaban intensas lluvias. Un coincidencia improbable, pero que en caso de producirse tendría un efecto absolutamente demoledor, mayor incluso que el podría generar un hipotético tsunami.